EL CAC MÁLAGA PRESENTA  CHANSON DU SOLEIL LA PRIMERA EXPOSICIÓN DE ÁNGEL ALÉN EN UN MUSEO

 

El CAC Málaga presenta Chanson du Soleil de Ángel Alén, su primera exposición individual en un museo. Comisariada por Fernando Francés, la muestra reúne una selección de más de cuarenta obras realizadas en los últimos cinco años. En Chanson du Soleil el artista reflexiona sobre la pintura mostrando el proceso de creación de una pintura dentro de la misma. El artista toma como referencia la figura de Le Corbusier, presentando algunos de los trabajos del arquitecto por una parte y varios estudios de artistas por otra, tratados ambos con sumo detalle. A Alén le interesan los espacios de creación por eso interpreta en sus obras, estudios de compañeros artistas donde plasman sus ideas y desarrollan su trabajo. En esta exposición se centra en el trabajo de Le Corbusier con la intención de ir mas allá de la figura del arquitecto y conectar con la faceta plástica y abstracta de Le Corbusier pintor.

 

Del 31 de marzo al 25 de junio de 2023
Con el título de la exposición Chanson du Soleil (Canción del sol) el artista hace referencia de forma metafórica a la vida de Le Corbusier y la importancia de la luz en ella, que como si de una canción se tratase acaba sus últimos versos en paz y al sol. De esta forma se refiere a la vida del arquitecto, quien pasó sus últimos días pintando en la tranquilidad del entorno natural al sureste de Francia, en Le Cabanon, la pequeña cabaña antropométrica que rinde homenaje a la unidad Modulor (sistema de medición creado por el arquitecto basado en la estatura humana). A aquel lugar se retiró y en la tranquilidad de sus dibujos y pinturas, murió en paz. La referencia al sol, en el título, completa un hilo conductor en la obra del artista para esta exposición, ya que resalta la importancia de la luz, tanto en la arquitectura de Le Corbusier como en la obra de Alén.En la exposición Chanson du Soleil el artista pretende profundizar en la figura del arquitecto suizo Albert Jeanneret, responsable de la renovación estética contemporánea, más conocido como Le Corbusier, y resaltar la faceta artística del arquitecto. Combinándolo con la práctica que el artista ha estado trabajando los últimos años, la metapintura, este recurso por el cual ha destacado los últimos años y en el que mediante sus creaciones revela los espacios de creación de otros artistas y compañeros, la imagen a través de la imagen, la pintura a través de ella misma, dando así una escena más íntima del lugar de trabajo de sus compañeros de profesión.

Es importante destacar la visión que Le Corbusier tenía acerca de la arquitectura y para eso es necesario mencionar los importantes cambios estéticos que vinieron dados a raíz de la Primera Guerra Mundial, la destrucción y desolación que dejó tras de si, hicieron reflexionar a toda la población. Una de las preguntas que surgieron en gran cantidad de individuos fue ¿cómo habitamos el mundo?, y la importancia de la estética en la visión humana de la sociedad. De donde surgen nuevos conceptos arquitectónicos y artísticos. La vocación de Le Corbusier era trascender los límites y hacerse universal con un fiel compromiso interno en despertar la conciencia estética de la sociedad, mediante los conectores arte y arquitectura.

El contexto, la experiencia y el propio transcurrir del tiempo es lo que hace a cada individuo ser quien es, igual que los espacios que crea el arquitecto o las obras de un artista son el conjunto de anécdotas, ideas o sentimientos que hacen mover el motor de la creación. Esto es lo que utiliza el artista para interpretar la obra de Le Corbusier a través de la representación de escenas que hacen protagonista al arquitecto.

El maestro de la arquitectura se sirve de la pintura y de sus facetas más artísticas para desarrollar nuevos conceptos arquitectónicos, no renunciado jamás a la vocación estética y reconectar así con la parte más humana y pictórica de la arquitectura que deja plasmados en su libro Après le cubisme (1918) [Mas allá del Cubismo] como la liberación del objeto, el purismo pictórico o la invención del vacío neutral.

Alén mediante el dibujo pretende reconectar y desenterrar esos fundamentos abstractos y neoplasticistas del arquitecto, permitiendo una visión menos dogmática, con la que reconectar con una observación más plástica y sutil de su obra.

De esta forma Alén hace un guiño a los orígenes académicos de Le Corbusier alejados de la influencia modernista y en relación directa con los campos de la geometría o la perspectiva, se puede observar en obras de la exposición como: G. V. Bundestag II (2021) o Exterior V (2018). En estas obras se aprecia mediante diferentes tipos de técnicas, en las que predominan el carbón y el grafito, que el artista representa vistas y perspectivas de edificios desde la calle o maquetas de diseños del maestro de la arquitectura moderna.

Las obras presentes en esta muestra evocan la esencia de Le Corbusier, ordenado pero humanizado, como por ejemplo en su obra Modulor (2023) , en la que junto al Modulor de Le Corbusier y un autorretrato del propio artista, muestra la oposición y la conexión al mismo tiempo entre abstracción matemática y figuración objetiva.

La lectura final de Alén sobre la figura de Le Corbusier queda reflejada en el sorprendente tríptico Estudio Ángel Alén (2023). Obra en la que mediante el recurso de la metapintura, se muestran todas las fases teóricas estéticas y arquitectónicas del arquitecto mediante técnica mixtas (acuarela, carboncillo, lápiz…) llegándose a representar varias obras que pueden verse en esta exposición, como Retrato (2022), donde se muestra la imagen del famoso arquitecto o Acuarela Le Corbusier (2023).

Puede apreciarse el mismo recurso de la metapintura utilizado en más obras de la exposición, con las que el artista pretende acercar el lugar íntimo de creación como los estudios de otros compañeros de profesión. Idea en la que viene trabajando los últimos años y con la que muestra estudios de artistas como Luis Gordillo y Juan del Junco. Mediante la pericia técnica y calidad académica con la que trabaja el artista es imposible no apreciar los detalles de cada estudio acercando así al observador a “conocer” un poco más la figura del artista.

La elección de las imágenes y de las vistas representadas en las obras de la exposición en palabras del artista “no responden a un arduo y sesudo proceso intelectual” donde de forma intuitiva y buscando el reto personal para esto el artista se sirve de su técnica mixta y su fina habilidad para construir la escena, donde se busca la plasticidad y la perspectiva más interesante.

Ángel Alén está alcanzando cada vez más proyección en la escena pictórica nacional, formando parte de un amplio grupo de artistas andaluces que conforman el actual auge de la pintura contemporánea en la comunidad. Alén estudia en la facultad de Bellas Artes de la ciudad de Sevilla, donde muestra gran interés a su formación en dibujo clásico. Ya desde sus inicios utiliza como referente a los grandes maestros de la pintura y el dibujo como: Velázquez, Zurbarán, Rembrandt o Vermeer. También se ve nutrido en gran parte de sus contemporáneos y compañeros de profesión como Norberto Gil, con quien comparte espacio para esta exposición o Cristóbal Quintero, Miki Leal, Fernando Clemente, Gloria Martín, Juan del Junco y por supuesto Jose Luis Pajuelo, entre otros.

También ha recibido gran cantidad de premios: Finalista en el L Certamen Internacional de Pintura Villa Fuerte de Álamo, Murcia (2022); Primer Premio en el VI Certamen Internacional de Pintura Manuel Ángeles Ortiz, Jaén (2021); Primer Premio en el LXXIV Certamen Nacional de Pintura José Arpa, Carmona, Sevilla (2021); Premio en III Premio Nacional de Pintura Ocaña, Cantillana, Sevilla (2021).
Ir al contenido