Seleccionar página

Galleri Andersson/Sandström presenta la primera exposición individual de la artista Année Olofsson. Su trabajo se centra en la imprevisibilidad de la vida. Tanto en su obra fotográfica como escultórica, Olofsson investiga el confinamiento y la relación con la vida en su etapa final.
El arte de Année Olofsson tiene una cualidad penetrante que hace que sea inolvidable. Sus padres han tenido un papel importante en la puesta en escena también. En su obra, los cuerpos se convierten en símbolos, que hablan del hermetismo y las limitaciones humanas. Tras el fallecimiento de su padre cerró una puerta en su obra artística, pero involuntariamente se abrió una nueva faceta.
La serie de fotos examina el confinamiento involuntario humano durante las diferentes etapas de la vida . A través de una ventana, tomada desde el interior de los sitios seleccionados, nos encontramos con una visión del verano sueco: breve y hermoso.
En cuanto a sus esculturas, destaca el contraste del colorido de la fotografía con la sobriedad de las piezas expuestas. Desde la finca de su padre, la artista muestra tres pequeñas figuras: un niño y dos niñas. Pintadas de negro, se convierten en sombras de una infancia en el anonimato, las siluetas de un tiempo perdido. Sus poses aparecen de peculiares denotando un carácter introvertido y bastante inseguro. Las esculturas en solitario son una reminiscencia de los impactos fortuitos en nuestras vidas y lo impotente que estamos enfrentándonos a los  eventos impredecibles en la vida.
Algo esencial para el arte de Olofsson son los pensamientos detrás de una obra, lo que le permite probar nuevas formas de expresión artística. Las esculturas se tratan como fotografías tridimensionales. Las estatuillas se escanearon y ampliaron para imprimirse usando una impresora 3D.
Année Olofsson nació en 1966 en Hässleholm (Suecia) y estudió en Konsthögskolan en Oslo entre 1990 y 1995. La lista de sus exposiciones individuales en Suecia es larga e incluye una cantidad de instituciones de arte importantes. Entre los hitos de su carrera internacional se incluyen las exposiciones en el Museo de Arte de la Universidad de Houston en Texas, el Museo de Arte Mori en Tokio, y el Museo de Arte Coreano en Seúl . Su obra está presente en las colecciones del MoMA, el Museo de Arte de Orlando, el Museo Hirschhorn, en Washington, entre otros.
Année Olofsson
Until Tomorrow Doesn´t Always Come
05/04/14 al 11/0514
Galleri
Anderson/Sandström
Hudiksvallsgatan, 6
11330 Stockholm
Sweden
Más información aquí

Ir al contenido