Seleccionar página


Estancias sumergidas es el título del novedoso proyecto de Cristina Iglesias, una de las artistas españolas más internacionales. La artista ha creado una ciudad sumergida en aguas de Espíritu Santo, en Baja California (México). En este proyecto, promovido por la Fundación Mexicana para la Educación Ambiental, han colaborado tanto biólogos marinos y conservacionistas de costas de La Paz, como miembros del Instituto de Oceanografía de San Diego. Esta ciudad subacuática, que  evoca la mítica Atlántida, se halla en el Mar de Cortés a 15 metros de profundidad. Cada una de estas estancias sumergidas es de 36 metros cuadrados y tres metros de altura.
Según ha declarado Iglesias al diario ABC  la idea «nació como una propuesta que se enmarca en un plan de protección de la naturaleza: devolver Espíritu Santo, esta isla, que es un parque natural, al pueblo mexicano. La idea fue crear una pieza que fuera símbolo de esa voluntad. Hemos trabajado junto a biólogos marinos, científicos, proteccionistas de la naturaleza, pescadores… para construir una pieza que participa también de un proyecto de refugios marinos, muy importante en todo el golfo de California. La pieza construye un lugar, una idea laberíntica de dos estancias, compuestas por celosías».
Cualquiera podrá visitar esta curiosa exposición, siempre con unas condiciones mínimas de protección. A pesar de lo remoto del mismo (está cerca de La Paz, a una hora de barco), la gente podrá nadar junto a la pieza, bajando con oxígeno.
Cristina Iglesias está presente en el CAC Málaga dentro de Pasión. Colección Carmen Riera, con la obra Esquina vegetal V, 2006 (en la foto superior).

Ir al contenido