Seleccionar página

El artista británico inaugura El viaje milagroso en Doha (Qatar), una exposición que consiste en una serie de enormes figuras de bronce en la que se puede ver paso a paso el proceso de gestación de un feto hasta que nace.
El viaje milagroso es su último trabajo y consta de 14 esculturas de bronce, cuyo tamaño oscila entre los cinco y los once metros y pesan en total casi treinta toneladas. Las estatuas están situadas cronológicamente: desde el interior del útero y hasta la figura de un bebé recién nacido.
Para el artista británico, esta exposición es una forma de crear algo llamativo por su dimensión y monumental, al mismo tiempo que es “esencialmente humano”. También considera que es una celebración de la vida y una expresión de sus reflexiones en torno a la existencia: “En última instancia, el viaje un bebé hasta el nacimiento es lo más grande que va a experimentar en su vida humana. Espero que las esculturas inculquen en el espectador una sensación de asombro y maravilla sobre este extraordinario proceso humano”.
Esta exposición está patrocinada por H. E. Sheikha Al Mayassa Bint Hamad Al Thani, presidenta de la Autoridad de Museos de Qatar y hermana del nuevo emir. La muestra forma parte de una serie de iniciativas culturales que buscan borrar fronteras entre Occidente y Oriente Medio.
Más información aquí

Ir al contenido