Seleccionar página

EL CIBERPÁJARO DE PABLO FERNÁNDEZ-PUJOL Y MIGUEL CEBALLOS

VUELA EN EL CAC MÁLAGA


El CAC Málaga presenta Ciberpájaro (parte I), (2012) de Pablo Fernández-Pujol (Cádiz, 1977) y Miguel Ceballos (Cádiz, 1968). Se trata del primer trabajo en el que participan los dos artistas. La obra se expondrá en el Espacio 5 y a través de video-animación recrea la transformación de un cuerpo humano en un ser híbrido con cabeza de ave y cuerpo de robot. El ciberpájaro registra con una cámara todo lo que ve durante su vuelo. En las imágenes se aprecia el proceso de cambio y paisajes fascinantes que recopila un ser inquieto en un viaje improvisado.

Del 17 de junio al 21 de septiembre de 2014


Un sueño recurrente en el ser humano ha sido y es volar. La conquista del espacio aéreo es un anhelo repetitivo en la historia. A partir de este deseo, son muchos los artistas que han planteado su obra alrededor de esta posibilidad y qué es lo que descubre en ese viaje. Este es el hilo conductor en el que se basan los artistas andaluces Pablo Fernández-Pujol y Miguel Ceballos, que por primera vez exponen juntos en el videoarte Ciberpájaro (parte I), (2012). Este trabajo es una video-animación en el que el personaje central sufre una metamorfosis, convirtiéndose en un ser híbrido: mitad robot y mitad ave.
Este nuevo ser sobrevuela un espacio y registra con una cámara todo lo que está viendo en su viaje. Se muestra como un ser inquieto, desprovisto de todo rasgo humano y en la que a través de su mirada el espectador se plantea si comprende todo aquello que está viendo con su nuevo aspecto.
Además de la inquietante historia que se desprende de este improvisado vuelo, existen otros elementos que no pasan desapercibidos en la video-animación: el empleo de unos medios técnicos muy próximos a la biotecnología, ya que se aprecian la utilización de mecanismos que imitan movimientos propios de los seres vivos. La relación entre ciencia, arte y humanismo queda patente en varias escenas de este trabajo.
La figura cinética imita a la perfección el vuelo de un ave y la cámara registra un paisaje peculiar como son las dunas de Valdevaqueros en Tarifa. Los artistas emplean una gran variedad de medios para que el resultado de lo que ve el espectador tenga el máximo de perspectivas posibles.
Los artistas recogen en un boceto, que más tarde se convierte en escultura  y que posteriormente pasa a convertirse en una animación, una obra de arte en movimiento. Junto al personaje central aparecen otros seres animados que completan las escenas previas al vuelo.
En definitiva, el viaje de este ave-robot es una metáfora sobre la capacidad de adaptación de los seres vivos a los entornos en continuo cambio de una sociedad cada día más exigente.
Miguel Ceballos / Pablo Fernández-Pujol
Ciberpájaro (parte I), 2012
Videoanimación (DVD)
Duración: 2’27’’

Ir al contenido