Seleccionar página


Pocos meses después de obtener el Premio Nacional de Artes Plásticas, Nacho Criado ha fallecido en su casa madrileña rodeado de su familia y de sus amigos. El introductor en España del arte conceptual fue incinerado el pasado viernes en el cementerio de la Almudena. Criado nació en Mengibar (Jaén). En sus inicios mediado de los años 60 se preocupa por el reduccionismo formal, el comportamiento del material así como aspectos procesales y espaciales en su obra que mas tarde lo aproximaran a tendencias conceptúales, minimalistas, siempre desde una concepción muy personal.
Desde 1970 las constantes de su trabajo se dirigen hacia una ampliación y liberación de lenguaje que le permita adecuar de manera abierta y precisa la idea y su materialización dando con ello prioridad a aspectos tales como la experiencia del tiempo, la identidad y la condición híbrida de la práctica artística.
Criado contaba sus historias ayudado por todos los soportes imaginables: fotografía, cine, viento, ruido. Reconocía como maestros inspiradoreres a Rothko, Manzoni, Beuys, Duchamp y ZAJ. Algunos de ellos estaban en su obra-proyecto más conocido, expuesto en 1977 en el Palacio de Cristal del Retiro: Ellos no pueden venir esta noche, y lo llenó de referencias a Malevich, Mondrian, Klein, Durero, Leonardo, Fidias, Duchamp y Brecht. Aunque su carta de presentación de su radical forma de entender el arte la protagonizó en el Círculo de Bellas Artes, en 2006, con una anti exposición formada por ideas, piezas nunca vistas y tampoco representadas. El espectador tenía que aportar su imaginación para ver lo que quería.
Más info en Europapress y Elpais.com

Ir al contenido