Seleccionar página


La edición número 40 de la Feria del Libro de Málaga camina con los tiempos. Del 28 de mayo al 6 de junio se instalan nuevamente en el Paseo del Parque 47 casetas con un descenso en la participación de editores de un 50% «que se compensa con la presencia de las instituciones y ONG», explicó ayer el editor Francisco Argüelles, presidente de la comisión organizativa. Aunque más tarde que en otros sectores, la crisis ha hecho mella en el libro -detalló Argüelles- al que le cuesta arriesgar con una inversión de diez días de exposición, en el que el balance suele arrojar pérdidas. Aún así desde la Asociación de Libreros de Málaga, su presidente Juan Pablo Gordillo aseguró ayer que eventos como éste benefician al sector «porque es una promoción a pie de calle».
«Nosotros estamos para apoyar a los pequeños y medianos libreros y hacemos el trabajo con la misma ilusión», recordó Gordillo. «Aunque el presupuesto está congelado el programa está a la altura. Lo que no ha habido en dinero se ha puesto en ganas», añadió. El presupuesto final de esta edición asciende a 123.000 euros, sufragados por la Junta de Andalucía, la Diputación y el Ayuntamiento -cada uno con 30.000 euros y con un coste de 33.000 euros como canon por cada caseta. «Este año tenemos dos incertidumbres, la crisis y el futuro, no sabemos el calado que tendrá el libro digital, es un camino incierto, un dilema difícil», recalcó el presidente de la organización.
La inauguración de la feria se celebra el jueves 27 de mayo en el Castillo de Gibralfaro bajo el lema La noche del libro (a las 21:00) con el poeta, traductor, investigador y ensayista, Luis Alberto de Cuenca como pregonero. Durante esta velada se entregarán los premios a la mejor labor en pro del libro y la lectura, que será para el Centro Cultural Generación del 27; y a la mejor labor profesional para la Imprenta Montes.
Este nuevo encuentro con las letras contará con 80 presentaciones de libros y 50 firmas como la de Felipe Benítez Reyes. El Centro Andaluz de las Letras (inaugurado recientemente en calle Álamos) se estrena como una de las subsedes de la feria para acoger siete presentaciones de libros, entre ellas las de Lorenzo Silva, Juan Cruz, Juan Madrid, Lorenzo Silva y Nerea Riesco. Desde el Centro Cultural Generación del 27, su directora Aurora Luque recordó la presentación de libros como La Dolce Vita, una antología de poesía y cine editada por Francisco Ruiz Noguera y que cuenta con nombres malagueños.
La nueva edición continuará con el éxito de las sesiones de cuentacuentos, la ludoteca y los talleres. En el Museo del Patrimonio se celebran dos: El Trovador del museo, una visita cantada en verso, y Los viejos románticos, «que describe una Málaga de otra época», comentó Miguel Briones, delegado municipal de Cultura. El Cine Albéniz se incorpora como espacio para acoger la presentación del libro Una historia del pop malagueño (1960-2009) escrito por el cantante Javier Ojeda.
Para más información, pincha aquí

Ir al contenido