Seleccionar página

Knick – Falte in der Schädeldecke es la primera exposición en solitario de John Bock en Sprüth Magers en Berlín. El CAC Málaga presentó en 2010 una individual del artista. La película Unzone Eierloch de John Bock comienza con una escena que puede entenderse como una metáfora de toda su obra: el protagonista, que podría ser considerado como una versión joven del propio artista en términos de altura, la apariencia y el estilo de ropa, se pone delante de una pintura al óleo que representa un paisaje marino genérico. Secretamente raspa un poco de pintura de aceite de la lona, ​​con lo que provoca una avalancha de lodo azul y verde. La fuga en el océano pintado no se puede parar, el lodo que fluye no se puede detener.
Con una aparente facilidad, revela repetidamente el caos anárquico y macabro, y a menudo grotesco que suprimimos constantemente a fin de mantener nuestras convenciones lingüísticas, las verdades de historia del arte, y los órdenes sociales. Esta perspectiva ha dado lugar a un arte de como el dadaísmo contemporáneo que es realmente único.
Reúne tres grupos de obras desde el 2010 a 2014. Para Pole Poppenspäler, Bock se acerca su proyecto artístico global en términos de dibujo. El título es una alusión al cuento de Theodor Storm del mismo nombre en relación con el carácter irreconciliable de los burgueses y de estilo de vida artístico. En medio de la instalación se encuentra una escultura que está compuesta a partir de materiales cotidianos, como cubos de plástico y cajas de cartón que muestran signos evidentes de uso.
En otro de sus trabajos compuesto por una instalación parecida a una sala de cine, los espectadores pueden sentarse y ver la película de quince minutos de duración, en blanco y negro. El diseño de la etapa pictórica, las acciones de gestos exagerados de los personajes, así como la música de piano que acompaña a la película son una reminiscencia tanto del cine mudo como de los escenarios sombríos de cine expresionista. La trama es una danza absurda entre la comedia y la violencia, con base a una lógica absurda. El clímax llega a asustar al espectador al final de la película: se abre la pantalla, y el protagonista da pasos, literalmente, a través de la sala.
La pieza central de Knick – Falte in der Schädeldecke es la nueva instalación Unzone Eierloch en la que se proyecta una película sobre una pared en un formato grande. Al principio, el trabajo parece adherirse a las reglas de las películas con las que el espectador está familiarizado en el cine. Pero esta lógica desaparece pronto. Por otra parte, la confusión es causada por diversos préstamos de todas los posibles géneros cinematográficos. Unzone Eierloch es a la vez una película experimental, película de terror, road movie, comedia romántica, el cine gánster, película de cienciaficción, películas  basura, y el drama criminal. Es a la vez una película narrada y un juego asociativo libre con palabras, objetos y fragmentos narrativos. Lo que comienza como una extraña historia de amor culmina en una masacre que viola todos los límites del buen gusto.
El término que se emplea Bock con mayor frecuencia en relación con sus obras es la de “Kunstwohlfahrt” (bienestar de arte). Bock es serio en este asunto, muy consciente de que no existe tal cosa como un espectador ideal, se esfuerza con sus obras altamente invasivas para atacar a cada espectador de forma individual, para sacudir a levantarse de forma privada, y por lo tanto para inducirlo a reconsiderar los términos y las ideas sobre las que se ha establecido de manera acrítica los cimientos de su vida.
John Bock
Knick – Falte in Der Schädeldecke
15/03/2014 – 12/04/2014
Sprüth Magers Berlin
Oranienburger Straße 18
D-10178 Berlin
Más información aquí

Ir al contenido