Seleccionar página


El Museo de Arte Moderno de París inauguró el pasado viernes la primera retrospectiva consagrada en Francia al  fotógrafo y cienasta Larry Clark, Kiss The Past Hello, que reúne obras de los últimos treinta años del polémico artista. En total,  los visitantes podrán admirar unas 200 fotografías, muchas de ellas expuestas por primera vez en un museo. Es una completísima  visión de su trabajo en la que se cuelan personajes dignos de protagonizar la más variadas historias de realismo sucio  estadounidense.
Desde la publicación en 1971 de Tulsa, un trabajo seminal sobre el extravío de una generación y la violencia, el trabajo de Clark  ha perseguido a la cultura estadounidense. El poder de sus imágenes, más allá de su crudeza y de su oscuro atractivo, se encuentra  en la búsqueda de una verdad desnuda, un realismo despojado de todo pudor.
Esta exposición, cargada de polémica (ha sido censurada por el Alcalde de París para menores de 18 años), puede verse en la  capital francesa hasta el 2 de enero del próximo año.
Más información, aquí

Ir al contenido