Seleccionar página

«Noche en blanco, París. Bola de espejo, 100 espejos, de 7,5m. de diámetro.
La vista espectacular del cielo estrellado siempre ha sido fuente de deleite y curiosidad, pero la abundancia de luz artificial en las áreas urbanas producen una niebla que cubre las estrellas del firmamento. La bola de espejos más grande del mundo fué suspendida 50m por encima del suelo para luminar a los ciudadanos pariinos por una noche en los Jardines de Luxenburgo durante la noche en blanco.»
Via micheldebroin.org

2009maitresse_3
2009maitresse_6
2009maitresse_1
2009nuitjmcharles
2009nuitblanche2

Ir al contenido