Seleccionar página


El Whitney Museum of American Art ofrece hasta el próximo 9 de enero en Nueva York la primera gran retrospectiva que se dedica a Paul Thek en su propio país. Diver (“Buzo” en español) es el título de la exposición, en alusión a las pinturas realizadas por Thek durante su viaje a la isla de Ponza, en 1969. También se trata de una metáfora de su progresivo hundimiento vital, a consecuencia del sida.
Escultor, pintor y autor de instalaciones radicalmente modernas, Paul Thek fue unánimemente aclamado por la crítica durante los años 60 y 70. Su trabajo desafiaba entonces cualquier intento de clasificación, y medio siglo después parece absolutamente contemporáneo. Es un Arte de estados de ánimo, del misterio; un arte efímero, que dejaba de existir en cuanto se clausuraba la exposición.
Paul Thek falleció en 1988, cuando acababa de cumplir los 54 años, pero su legado artístico siguió fascinando a los artistas que lo sucedieron y a los críticos. De hecho, se le han dedicado numerosas exposiciones póstumas en diferentes países europeos.
Más información, aquí
Paul Thek: Diver, a retrospective
Whitney Museum of American Art. Nueva York
Hasta el 9 de enero de 2011

Ir al contenido