Seleccionar página


Gypsy Switch es el título de la última exposición de Robert Irwin, que puede verse desde hace algo más de dos meses en la Galería Corcoran de Washinton. Irwin presenta en esta ocasión un trabajo que aborda el color, la luz y el espacio. Treinta y tres luces fluorescentes se organizan para crear un ambiente que suena con energía y vitalidad. La galería se transforma mediante las sombras y la reflexión, el volumen y la luz y la atmósfera y el color.
Robert Irwin trata de ampliar el ámbito de la percepción humana a través del arte y la arquitectura. Durante más de cinco décadas Irwin ha desafiado las convenciones de su campo de trabajo en la pintura, la escultura y la instalación. Nacido en Long Beach, California, en 1928, Irwin comenzó a experimentar con los métodos abstractos expresionistas de la pintura a finales de 1950. A través de este estilo trató de reducir su arte a las formas más elementales en la pintura, abandonando el uso de marcos, así como concebir esculturas donde las condiciones específicas de la instalación eran tan importantes como el objeto mismo.
Más información, aquí
Robert Irwin. Gypsy Switch
Galería Carcorean. Washington
20 noviembre 2010 – 6 marzo 2011

Ir al contenido