Seleccionar página

El CAC Málaga acoge la proyección de los cortometrajes “Sueños Rotos” y “Douglas, guardián de Escocia” del director malagueño Sergio Boj, que tendrá lugar el viernes 17 de noviembre a las 19:00 horas.Las dos películas fueron grabadas en Málaga por un equipo técnico y artístico formado casi en su totalidad por profesionales malagueños. Entrada libre y gratuita hasta completar aforo.
El misterio propio del cine negro en plena era millenial
“Sueños rotos”, con una duración de 26 minutos, se rodó en Málaga durante dos días y medio y contó con la participación de reconocidos actores como Mariví Carrillo, Tania Mercader, Rafa Chaves, Luis Mariano López, Adrián Vereda, Aky Gamazo, Carlos Reina, Mara Guil, Paul Lapidus, Cristobal Celma, o Nacho Fortes.
El cortometraje se presenta como un homenaje al cine negro americano, e invita al espectador a acompañar en su investigación al detective Santana, que “acepta un nuevo caso que podría resolver sus acuciantes problemas financieros: Marta, la hija de una poderosa ejecutiva, ha desaparecido. La única pista es el testimonio de Cristina, la compañera de piso de Marta, a partir del que empezará a profundizar en su entorno. Poco a poco, Santana entenderá que nada es lo que parece.”
Un valiente como ‘Braveheart’ que visitó Málaga hace casi 700 años
‘Douglas, guardián de Escocia’ es el cortometraje más ambicioso de Sergio Boj hasta la fecha. Con un presupuesto que supera los 4.000 euros, ha recibido el apoyo de seis productoras -CaesarProducciones, Joaquín Ballesteros Aceituno, Puppy Producciones, RFrías, Raising Dreams y David Pro-, del Ayuntamiento de Teba, y de numerosos mecenas vía crowdfounding.
Al igual que en ‘Sueños Rotos’, protagoniza este cortometraje el actor Luis Mariano López, acompañado en el reparto por actores veteranos como Eduardo Duro, José Varela, o Adrián Vereda, y que inician su carrera, como Paula González o Paloma Moreno.
La historia se basa en hechos reales acaecidos en Teba (Málaga) en el año 1330: El rey de Escocia, Roberto I Bruce, ha encomendado a sus hombres de confianza una última misión: llevar su corazón embalsamado a Jerusalén. El elegido para cumplirla será James Douglas, uno de sus principales guerreros, que es informado durante su viaje sobre la “cruzada” que libra el rey castellano, Alfonso XI, al que decide apoyar contra los musulmanes. Una decisión complicada, ya que el rey de Castilla es pariente del más temible enemigo de los escoceses, el rey Eduardo de Inglaterra.

​James Douglas, un personaje clave en la historia de Escocia, a la altura de William Wallace o Robert The Bruce, es el protagonista de este cortometraje ambientado en la Baja Edad Media, en el que están presentes valores como el honor, el sacrificio y la lealtad, y no faltan las intrigas palaciegas y las secuencias de acción.

Ir al contenido