Seleccionar página


La capital británica cuenta desde hace muy poco con un nuevo, peculiar y dramático espacio para la exhibición del arte contemporáneo. El London’s Old Vic Theatre, dirigido por el actor Kevin Spacey, ha conseguido el contrato de alquiler de un tremendo laberinto de túneles cavernosos en desuso desde hace muchos años, un entramado situado en los bajos de la estación ferroviaria londinense de Waterloo.
El nuevo espacio, que ya ha sido bautizado como los Old Vic Tunnels, se utilizará para la realización de performances, proyecciones de películas y al menos cuatro exposiciones de arte comisariadas al año.
El contrato de arrendamiento de los túneles fue firmado por el Old Vic Theatre con las autoridades municipales del barrio de Lambeth -al que pertenece la estación-, el Lambeth Council, por un importe de 100 libras esterlinas (113 euros) y por un plazo de un año, aunque se espera su renovación, sin problemas, para años consecutivos.
Toda la info en hoyesarte.com

Ir al contenido