Seleccionar página

La primera exposición de Tony Cragg en la Lisson Gallery de Milán consiste en un grupo de esculturas de bronce, madera y piedra. Junto a estas piezas se encuentran además una serie de trabajos en papel. Las esculturas verticales de la galería son el resultado de complejas construcciones formales internas y geometrías que dan lugar a formas externas muy reconocibles con asociaciones a los nombres que se le han dado.
Las complejas esculturas polifórmicas de Cragg revelan aspectos de la relación entre la dinámica interna racional de los materiales y la respuesta humana subjetiva a las formas materiales. Para Cragg no es solo esto la esencia de la escultura; también de todas nuestras experiencias en el mundo. Su obra está llena de movimiento, crecimiento, dinamismo y un sentido de asombro ante las posibilidades aparentemente ilimitadas de la forma escultórica.
En sus obras, Cragg no sólo ve la naturaleza y las fuerzas de la energía que se encuentran en el mundo orgánico, sino que también hace referencia a una realidad mejorada y extruido como experimento a través de la tecnología y las múltiples perspectivas que ofrecen el ritmo y las prismas de la vida moderna.
Tony Cragg nació en Liverpool en 1949 y vive y trabaja, desde 1977, en Wuppertal, Alemania. Entre sus mayores y más recientes exposiciones en solitario, figuran su muestra en el CAFA Museum de Beijing en el 2012 o en la Scottish National Gallery de Edimburgo en 2011.
Tony Cragg
Lisson Gallery
Del 29 de mayo al 18 de septiembre de 2015
Via Zenale, 3
20123 Milán
Italia

Ir al contenido